EnVentaDominioyWeb

Este dominio, Lienzo.com
y la web tal como la pueden ver, ESTAN EN VENTA,
si estas interesado o deseas más información, puedes llamar al teléfono 651 84 32 04

Web muy completa, con base de datos y multitud de posibilidades.

Usuarios registrados
Formulario usuarios

Usuario:

Contraseña:

¿Iniciar sesión automáticamente en la siguiente visita?


» Olvide Contraseña
» Registro

Imagen aleatoria

imagen aleatoria

Paesaggio con fiume
Paesaggio con fiume
Meli, Pasquale
600



 

Meli, Pasquale

(Visitas: 8356)


Encontradas: 6 imágene(s) on 1 página(s). Mostrados: imagen 1 a 6.

Propiedades cuadro minitaturas

Paesaggio con fiume
Paesaggio con fiume
Meli, Pasquale - 600

Propiedades cuadro minitaturas

Pagliaccio
Pagliaccio
Meli, Pasquale - 630

Propiedades cuadro minitaturas

Ritorno dalla pesca
Ritorno dalla pesca
Meli, Pasquale - 750

Propiedades cuadro minitaturas

Sandia Cortada
Sandia Cortada
Meli, Pasquale - 750

Propiedades cuadro minitaturas

Uva y sandia
Uva y sandia
Meli, Pasquale - 700

Propiedades cuadro minitaturas

Velas blancas
Velas blancas
Meli, Pasquale - 550




Imágenes por página: 
  

Biografía:

Mi hermano Pasquale Meli, segundo hijo de Giuseppe y de Barbuzza Giuseppa (y 24 años mayor que quien esto escribe), nació en Catania en 1921. En su adolescencia comenzó a trabajar en el taller de vidrio artístico de nuestro tío paterno Antonino, excelente pintor y reputado decorador.

"Mis primeras nociones de pintura las adquirí de él", me escribe mi hermano Pasquale, pero la guerra (la segunda guerra mundial), interrumpió su aprendizaje y con apenas veinte años fue reclutado para servir a su patria en los misteriosos montes de Croacia. Si bien la guerra le alejó de las artes pictóricas, pronto resultó cautivado por la otra de las bellas artes (la ópera) frecuentando el conservatorio de Santa Cecilia en Roma, lugar en el que profundizó en el estudio del "Bel Canto" y en el que rápidamente captó la atención de las celebridades de la época. En Roma pasó tres años, tiempo, en el que también frecuentó -con gran provecho- el taller del famoso pintor Issupof.

Cuando parecía que delante del joven artista se abría un brillante futuro, la muerte imprevista, prematura y dolorosa de su padre le obligó a volver a Catania para cumplir con su deber de hermano mayor, ya que quien esto escribe contaba en ese momento únicamente con tres años de edad. En Catania, Pasquale siguió relacionado con el mundo de la ópera y dentro de ese mundo conoció a la que ha sido y es la mujer de su vida, Laura. La imposibilidad de conciliar la vida artística y la familiar le llevó a abandonar sus sueños operísticos y volver al mundo del vidrio artístico, abriendo un taller en Catania. En ese taller, quien escribe adquirió sus primeras nociones de pintura mientras trabajaba como aprendiz.

En aquel tiempo, Pasquale Meli trabajaba sobre todo en el difícil arte, hoy en día desaparecido, del grabado de vidrio con arena, creando obras como los retratos de San Benedetto y Santa Scolastica en la iglesia de San Benedetto de Catania, y las vidrieras de San Giorgio (en Malta), así como trabajos para familias nobles de la ciudad de Caltagirone, etc. etc. Sin embargo, nuestra tierra es tierra de emigrantes: intelectuales, obreros, pintores y escritores sicilianos se han visto -y se siguen viendo- impelidos a emigrar desde su tierra de origen. Para ellos, el esperado retorno a la tierra de origen es en muchos casos únicamente -y desgraciadamente- la expresión de un bonito deseo. Desde su "nueva patria" siguen pensando en "Sicilia" (incluso escribiendo sobre ella o dibujándola) y transformando la realidad con arreglo a sus sueños durante el proceso a medida que pasa el tiempo.

También Pasquale, o mejor Pasqualino (que así le llamábamos familiarmente, en los años 60) se sintió impelido a "pasar el estrecho". Después de varias peripecias vitales, como me escribe, se estableció primero en Milán y luego en España (lugar en el que reside en la actualidad). En España, Pasquale inventó un procedimiento para decorar vidrio "en serie" destinado al mercado español e internacional. Hoy en día, aquel invento ha llevado a la creación de una gran empresa, con sede central en Barcelona y filiales en otras naciones, una gran empresa, obra del ingenio de uno de los muchos sicilianos que han visto su talento reconocido en otro país.

Logro que merece elogiarse aún más porque es el producto de una vida en la que las cosas han sucedido de formas y modos inesperados.

Inesperados como los colores de sus cuadros (como los de la fotografía que hay sobre mi escritorio), inesperados como el regreso de Pasquale al mundo de la pintura después de tantos años de poca actividad en este campo.

Observo que su pintura no ha de verse como "fruto de aquella edad sin confines, en la que el tiempo fluye". En su pintura, efectivamente, se puede notar un acentuado contraste cromático, a veces exasperado, que revela un carácter que parece preguntarse sobre las paradojas de la existencia. ,

Cuando el género humano pierde el "sentido del transcurrir del tiempo" y de su significado aunque éste sea ilusorio, vuelve al pasado, a sus raíces, las más puras, a fin de interpretar nuevamente el futuro a través de señales conocidas.

Entonces abrimos puertas a la realidad ordinaria para pensar, para crear.

Estas puertas, muchas horas, días, años... los dedicamos a crear "nuestras criaturas"; piezas de un jardín perdido: "el jardín de la utopía".

Es de este modo que Pasquale a vuelto a la pintura, a su utopía, ha vuelto a aquellas nociones aprendidas de joven en el taller, ha vuelto a sueños ya conocidos.

Ha vuelto a representar la armonía en las cosas como en 1937.

Hoy su pintura tiene una gran variedad.

Parece que para él las formas son un pretexto, y encuentra sobre todo en la textura cromático el hilo de su poesía: tonos fríos, a veces casi acromáticos, abrazan inesperados rojos cinabrio o carmín, extendiéndose sobre tonos violeta, cobalto, y azul marino. A veces toques de amarillo-cromo, se erigen sobre tonos bajos en movimiento, que parecen recordar, aisladas notas de oboe.

En otras telas, sobre el azul marino, se disparan tonos magenta y delicados tonos violeta claro.

Pintura inesperada.

Agradablemente inesperada.

Felicidades hermano Pasqualino, felicidades por la fuerte pasión que nutre tu pintura. Continua pintando desde la fuerza de tus colores.

Continua creando porque en el deseo de la belleza reside el sentido de nuestro devenir.



Pie de lienzo.com

Condiciones:      ¿Qué es Lienzo?    Artistas     Clientes     Pedidos    Devoluciones     ¿Quienes somos?      Añadir obras

Todos los derechos reservados por los autores y por lienzo.com.
Copyright © 2003-2012 www.lienzo.com 4images 1.7 4homepages.de
Resolución recomendada: 1024x768